Cont. costera 1/3

investpetro17

Contaminación con hidrocarburos en el extremo sur de América Latina

Parte 1/3: Situación general, causas, efectos y consecuencias

Qué ocurre cuando los hidrocarburos se vierten al mar

Para poder ocuparnos de los efectos de los hidrocarburos sobre la fauna marina y costas, es conveniente conocer que es y cómo actúa el petróleo en el mar. El petróleo, al ingresar al medio ambiente marino, comienza a degradarse a través de diversos procesos físicos, químicos y biológicos. Al principio, el venido, por su composición oleosa, se extiende con rapidez sobre la superficie del mar, generando la fatídica mancha oscura que flota y se desplaza con las mareas y vientos.

Los hidrocarburos, pueden dividirse en tres grandes grupos para evaluar su acción; livianos, medios y pesados. Los livianos tienen la particularidad de una rápida y completa evaporación (generalmente en 24 horas) con gran solubilidad en agua, siendo altamente tóxicos por sus emanaciones Los hidrocarburos livianos son en general, los derivados y sub productos del petróleo crudo.

Los medianos son de escasa evaporación y solubilidad, tienen una toxicidad moderada pero crónica sobre los organismos que han estado en su contacto, y conjuntamente con los livianos son los mayores responsables de la afectación inmediata de la fauna marina. Los pesados, en cambio, son prácticamente insolubles y de difícil degradación, acumulándose en fondos marinos, playas y costas.

petro30

La formación de la “marea negra”

Durante un derrame, al tiempo que se van evaporando las substancias volátiles, el petróleo remanente se mezcla con el agua en forma de muy pequeñas gotas, conformando en la superficie del mar una masa de consistencia viscosa y altamente adhesiva. Si es un derrame de poco volumen se lo denomina ‘mancha”, en cambio si tuviera un volumen importante, pasa a transformarse en la tan temida marea negra.

Una parte de esta masa, que puede estar compuesta con hasta un 70% de agua, comienza a decantar y caer al fondo marino. El resto sufre un paulatino proceso de oxidación debido a la radiación solar, el viento y la concentración de la masa flotante por la evaporación, mecanismo este, que va “secando” las capas superiores del hidrocarburo y conformando el conocido “alquitrán” que posteriormente se adhiere a la fauna, embarcaciones, arena y piedras costeras.

La velocidad de todo este proceso, siempre dependerá de las condiciones meteorológicas, estado del mar, mareas y composición del hidrocarburo involucrado. Por último, ciertos microorganismos presentes en el agua del mar, tienen la particularidad de poder degradar total o parcialmente la capa oleosa, e incluso también degradar el alquitrán depositado en las costas, pero este proceso es sumamente lento y solo puede percibirse a largo plazo.

petro9

El impacto sobre la fauna marina

Narcosis y eventualmente asfixia por la inhalación de las emanaciones, es el primer grado de afectación que se produce en la fauna marina ante un derrame. Los mamíferos, al cubrirse de petróleo total o parcialmente, ven impedido su mecanismo natural de regulación de temperatura corporal, esto les ocasiona inicialmente una disminución vital y posteriormente la muerte por hipotermia. Pingüinos y lobos marinos afectados en la región, son claros exponentes de esta situación.

Las aves no solo se ven afectadas por la adherencia de petróleo sobre su cuerpo. Al intentar limpiar sus plumas ingieren el compuesto y suman a la hipotermia por empetrolamiento, la muerte por ahogo, envenenamiento e inanición. Las tortugas marinas son extremadamente sensibles a la exposición con hidrocarburos, especialmente los ejemplares jóvenes. En cambio, los cetáceos como los delfines, ballenas y orcas, si bien pueden ser afectados en forma directa, en general pueden apartarse rápidamente de las zonas del siniestro. De todas maneras la contaminación llega a ellos en mayor o menor grado, a través de la ingestión de presas contaminadas.

Conforman entonces, las aves y mamíferos, la cara inmediata y sufriente de la fauna marina afectada por los derrames de hidrocarburos. Pero no son los únicos afectados, a mediano y largo plazo los peces, plancton, crustáceos, moluscos y fauna bentónica, también sufre las consecuencias de la contaminación.

Además de los mortales efectos inmediatos, la intoxicación crónica, mortandad de huevos y larvas y alteraciones de los ciclos biológicos, se han detectado disfunciones en los sentidos olfativos y de orientación. Como también, malformaciones en algunos individuos de las camadas en algunas especies.

Los efectos de los hidrocarburos disueltos en el agua, también son altamente tóxicos para la vida microscópica, que es la base de la cadena trófica que posibilita la vida de toda la comunidad marina, por lo que tenemos que un derrame en el medio marino, cualquiera sea su entidad, deja efectos catastróficos para la vida en ese lugar.

petro24

Impacto sobre la flora costera, arenas y piedras

Las costas oceánicas, tienen la posibilidad de recuperarse luego de un derrame de hidrocarburos. El oleaje, fenómenos meteorológicos y diversos factores mecánicos naturales, coadyuvan a su recuperación. Facilitan estos hechos naturales, las acciones previas de limpieza y mitigación que se hubieren llevado a cabo inmediatamente de producido el accidente.

Sin embargo la flora costera como árboles, plantas, musgos y líquenes, en general muere por la afectación. Al efecto fuertemente nocivo de los hidrocarburos sobre la vegetación, se le agregan también los efectos de los productos químicos utilizados para mitigar el desastre. Esta debilidad inicial de la flora costera, se ve compensada con su capacidad vegetal de resurgimiento y re colonización del área post — derrame.

En estuarios, lagunas y ríos, especialmente en las áreas costeras inundables o pantanosas, la recuperación es muy lenta y de pronóstico reservado. El régimen de circulación de las aguas en esas zonas y la fijación del petróleo a los suelos, con la consiguiente absorción posterior por las raíces de árboles, arbustos y plantas, puede producir la muerte de amplias áreas de vegetación, a la vez que también, imposibilitando su regeneración. Dejando expuesto el lugar a la posterior erosión y alterando definitivamente todo el ecosistema y la región.

petro3

El día después del desastre

La zona costera afectada puede presentar, pasado el tiempo, un aspecto similar al previo del accidente pero el lugar ya no será el mismo. La modificación del ambiente conlleva a una larga secuencia, no visible a simple vista,de contaminación interna de la vida marina e incluso, llegar a provocar la desaparición de algunas de sus especies.

Por lo antes expuesto, se puede concluir que los resultados de un derrame de hidrocarburos en el medio ambiente marino, son en general desastrosos para la fauna, flora, ambiente y personas, prolongando sus efectos devastadores durante años.

La magnitud del daño, dependerá de la geografía y características climáticas de la zona donde se haya producido el siniestro, el tipo y cantidad de fauna y flora presente, de las acciones de mitigación que se pudieran haber llevado a cabo y los cuidados ambientales realizados con posterioridad.

Ponderación del valor biológico de la recuperación de la fauna marina empetrolada

Para algunos investigadores existe la presunción que los esfuerzos por recuperar fauna marina afectada son prácticamente inútiles, considerando que las poblaciones de aves afectadas son mínimas con referencia a la totalidad de la especie y que la supervivencia al empetrolamiento es escasa. Agregando que las capacidades de reproducción de los ejemplares sobrevivientes, queda seriamente afectada.

Sin embargo, el reconocido investigador Wotfaardt Antón se planteó también esta cuestión y conjuntamente con la organización conservacionista CapeNature y la Unidad de Demografía aviar de la Universidad de Ciudad del Cabo, Sudáfrica, publicó en el año 2007 un trabajo basado en 10 años de estudios sobre pingüinos africanos (demersus Spheniscus), recuperados y liberados por la Fundación del África Meridional para la Conservación de Aves Costeras (SANCCOB).

En el estudio se concluye, que la tasa de supervivencia de pingüinos tratados es similar a la de los no afectados,en el corto, mediano y largo plazo. Se ha podido también comprobar que cerca del 74% de los pingüinos tratados se reintegran con éxito a la población reproductiva, aunque, presentaron una tasa del 11% menor de éxito de cría, probablemente, señala el informe, debido a no poder sobrellevar el gasto energético que implica la crianza.

Otro aspecto interesante de este informe, es que el seguimiento satelital de los ejemplares liberados, ha demostrado que en general, en uno o dos días se reintegran nuevamente a sus colonias y que las aves no afectadas, que fueron oportunamente evacuadas durante un derrame, se reprodujeron en mayor cantidad luego del accidente. Interpretando los investigadores, que ese hecho señala también la importancia de la evacuación de fauna marina durante un accidente.

petro30

Las causales de los derrames de hidrocarburos

En un muy interesante estudio de cuantificación de las causales de vertidos de petróleo en los mares del mundo, llevado a cabo en el 2003 por la Junta de Estudios Oceánicos y Marinos de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos denominado in the sea III inputs, fates and effects”, se pudo establecer una sorprendente realidad:

El aparentemente mayor contaminador del medio ambiente marino, el transporte de petróleo, solo contribuyo hasta ahora con algo más del 11% de la contaminación marina por hidrocarburos del planeta. Más sorprendente aún es conocer que la estimación global de vertidos de hidrocarburos a los océanos del mundo es de casi 1.300.000 toneladas.

Si bien el informe expresa la cuantificación en galones, hemos preferido con la finalidad de facilitar la comprensión del lector sudamericano, convertir esos valores a toneladas métricas utilizando (sugerido por el mismo informe) el factor de conversión de 294 galones por tonelada, que considera un peso específico medio para todos los tipos de hidrocarburos.

En el citado informe las cuatro principales causales de contaminación fueron identificadas como las filtraciones naturales, las pérdidas durante la extracción, el transporte y los desechos, cuantificándolas de la siguiente manera;

Filtraciones naturales, fenómeno puramente natural que se desarrolla mínima y lentamente, permitiendo que el ambiente lo absorba. Se estimaron que esas filtraciones desde el lecho marino han aportado un volumen estimado de 612.245 toneladas, que representan un 48% del total de la contaminación marina por hidrocarburos.

Las pérdidas ocasionadas durante las maniobras de extracción de petróleo, aportarían unas 37.415 toneladas con el 2,9% del total. El transporte, incluyendo la refinación y la distribución, incluyendo los accidentes marítimos, suma 159.660 toneladas representando un 11,7%. Los desechos, generados por las actividades humanas contribuyen con 476.190 toneladas, un 37,3% del total de vertidos.

petro12

Operaciones, carga y descarga, asignaturas pendientes

Por su parte, la ITOPF, The International Tanker Owners Pollution Federation Limited, ha presentado un minucioso estudio donde recopila y clasifica, desde el año 1970 hasta el 2009, los incidentes que han generado vertidos de combustible al medio ambiente marino.

petro8

En los casi 10.000 incidentes recopilados, contrariamente a lo que es la percepción general, se demuestra que solo el 41% han sido accidentes marítimos. En el 59% restante, los vertidos son producto de fallas en las operaciones, de las cuales la mayor parte corresponde a operaciones de carga y descarga con un 66% del total. Una señal de alerta.

En el citado informe, se clasifican los vertidos en tres categorías; grandes vertidos, con más de 700 toneladas de hidrocarburos al mar. Otra categoría de 7 a 700 toneladas y vertidos menores de 7 toneladas.

petro7

En la categoría de más de 700 toneladas, el 65% corresponde a encallamiento y colisiones. Pero en el segmento que va desde las 7 hasta las 700 toneladas, comenzamos a ver que entre las principales causas aparece la carga y descarga, ocupando el 58% de los vertidos conjuntamente entre las colisiones Por último, en el segmento de hasta 7 toneladas por accidente, ya se impone decididamente la carga y descarga como principal causa, representando ella sola el 40% del total.

petro6

En resumen, las operaciones de transporte, carga y descarga, sobresalen entre los incidentes marítimos con hidrocarburos, como las principales causantes de los vertidos al medio marino y contaminación costera.

El desastre del Golfo de México

El reciente caso del derrame en el Golfo de México, con una estimación inicial de 680.000 toneladas, aumentará exponencialmente la participación del volumen de hidrocarburos vertidos por fallas operativas, alterando los porcentuales obtenidos en el citado estudio y aumentando la importancia de las causales por acción u omisión humanas.

Pero también debe señalarse, que hasta entonces, el número de los accidentes y las pérdidas por fallas en operaciones estaban en franco descenso debido a la intensificación de las medidas de seguridad, avances tecnológicos y principalmente a que el costo de recuperación, hoy para la industria, es más alto que el de la prevención.

Sin embargo, como es evidente, se siguen produciendo este tipo de accidentes, se continúa operando y descargando con medidas de seguridad insuficientes, se realizan alijes ilegales y siguen circulando tanqueros mono casco por el mundo, responsables de la mayoría de vertidos en accidentes marítimos por no contar con la protección adicional del doble casco.

De acuerdo a una publicación de Clarksons Research, una de las más importantes empresas navieras del mundo y proveedores de servicios marítimos, la flota mundial de superpetroleros incluye actualmente, 60 mono cascos, de los cuales 32, aún están operando en el transporte comercial y 20, están siendo utilizados como depósitos flotantes.

La prevención es la mejor opción

El Ministerio de Medio Ambiente de Canadá, afirma que los derrames son evitables. Sugiere en ese sentido, aumentar las medidas de seguridad, mejorar el diseño de buques, utilización de tecnología para hacer más seguros los traslados y lo más importante, establecer planes de contingencia, mapas de sensibilidad y medidas preventivas similares.

Quizás, también, se debiera evitar que las medidas de seguridad vigentes se relativicen o directamente no se cumplan en algunas regiones del mundo o países. ¿Por dónde cree usted que circulan los 32 buques petroleros mono casco aún en actividad?

Walter Raymond — Refugios Naturales

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s